Narbona: visita a las salinas de la Isla de San Martín

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


salinasNARBONA2

En una estancia en Narbona, una propuesta es llegar a las salinas de la Isla de San Martín (en francés Le Salin de Gruissan). Estas salinas se encuentran en el pueblo de Gruissan que está situado a tan solo 20 minutos de Narbona.

Estas salinas cuentan con un centro de visitantes y en ellas se puede descubrir el proceso que se sigue para obtener la sal marina. En total, las salinas ocupan un espacio de unas 400 hectáreas. Este centro de visitas está formado por una tienda, en la que venden diferentes tipos de sal obtenida en las mismas salinas. También cuenta con un pequeño museo con un audiovisual en el que se explica el meticuloso y curioso proceso de obtención de la sal y finalmente, como no puede ser de otra forma en Francia, un espacio dedicado al vino y a la explicación de su proceso de elaboración. Esta espacio, pero, no sustituye al espectacular Terra Vinea, una bodega bajo tierra en una antigua mina.

Y ya fuera de la tienda de sal, nos podemos acercar hasta la primera línea de mar para ver, muy de cerca, las salinas. Estas salinas son diferentes balsas en las que se estanca el agua marina para que durante los meses de calor se evapore dejando una gran capa blanca. Esta capa es la sal que después se recoge y acaba en nuestras cocinas.salinasNARBONA3

Las salinas de Narbona también cuentan con un espacio gastronómico a primera línea de mar. Aquí se pueden degustar las deliciosas ostras que se cultivan en la misma zona. Otra opción es comprar una bolsa de ellas y comérselas después en el apartamento. Si se elige la opción de tomar las ostras allí mismo, además de disfrutar de ellas a primera línea de mar, en función del momento del año también podremos disfrutar de una importante diversidad de colores. Y es que en determinadas épocas, las salinas toman un tono muy rojizo mientras que una vez se van secando, su color es blanco.

salinasNARBONA

Por otra parte, des del mismo centro de visitantes se realizan excursiones por las salinas de la isla de Sant Martín. Son paseos que se hacen andando. El precio es de 7,6 euros para adultos, de 6 euros para jóvenes de 14 a 18 años y cuesta 4,5 euros para los niños de entre 8 y 13 años. Son precios correspondientes al año 2017. Durante el recorrido entre las tablas de sal, se podrá disfrutar de la química entre el sol y el viento que combinan todos sus esfuerzos para producir la sal.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *