El Paral·lel, la avenida de los teatros de Barcelona

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


La avenida del Paral·lel es la gran avenida de los teatros de Barcelona. Se ha dicho de él que es el Broadway catalán, aunque si uno ha estado en los dos lugares se da cuenta de que no es para tanto. Pero lo que sí que es cierto es que en el Paral·lel se concentran algunos de los teatros más importantes de Barcelona, aunque con el paso de los años algunos que eran míticos han cerrado puertas.

La avenida del Paral·lel une la plaza de España con el mar. Y en antes de empezar el recorrido por la avenida, en la misma plaza España nos encontramos ya con la antigua plaza de Toros de las Arenas. La histórica plaza había acogido numerosos espectáculos taurinos pero también algunos conciertos y otros eventos. Hoy el espacio ha sido reconvertido en un inmenso centro comercial, con cine y también con el museo del Flamenco. Además, cuanta con la cúpula, se han organizado algunos espectáculos y eventos.

Teatre_Comtal,_Barcelona

Si nos vamos de la plaza España en dirección mar, el primer teatro que nos encontraremos es el centenario teatro Condal. Con casi 700 butacas, el teatro ha acogido obras que han conseguido un gran éxito como La jaula de las locas, Mamaaa! y Matar al Presidente, protagonizadas por la pareja Paco Morán-Joan Pera, Políticamente incorrecto, La cena de los idiotas, Òscar, una maleta, dos maletas, tres maletas y El enfermo imaginario.

Rojo_galeria

Siguiendo la misma avenida, e igual que el Condal, en el lado derecho en dirección mar, está el Molino. Se convirtió en uno de los teatros-café más famosos, sobre todo por sus espectáculos en los que pasaron las vedettes más famosas del momento en España. El edificio se caracteriza por sus aspas rojas, que precisamente son las que dan nombre a este local inaugurado el 1898. El espacio, que cerró puertas a finales de los años 90, fue reformado en 2010 y ahora vuelve a ser un music-hall con espectáculos que se pueden ver tomando una copa o todo cenando con un menú preparado por un chef de renombre.

Teatre_Victòria_gener_2009

Otro de los espacios de grandes éxitos del Paral·lel es el teatro Victoria. De nuevo, es un espacio centenario y con una capacidad para 1.200 espectadores. A lo largo de su historia ha sido el escenario de grandes éxitos de la dramaturgia catalana y en los últimos años ha sido el escenario de los musicales de Dagoll Dagom. Entre ellos destacan Mikado, las diferentes reposiciones de Mar i Cal, Flor de Nit, Els Pirates, Cacao, Poe, Boscos endins, Cop de Rock, La Familia Irreal (este de Polonia) o Scaramouche. Además, de 1995 a 1999, mientras se reconstruía el Liceu, el teatre acogió sus temporadas de ópera.

Y en la acera opuesta está la sala BARTS (Barcelona Art son Stage) en el espacio que había ocupado el Gran Teatro Español de Barcelona. El edificio ocupa el lugar del que fue el primer teatro del Paralelo, abierto el 1892. Es espacio ha sido teatro y también se utilizó como discoteca aunque el  2010 fue recuperado como Artèria Paral·lel. El espacio actualmente acoge diferentes espectáculos de música, teatro, danza y otras artes escénicas.

Y finalmente, el último teatro que nos encontramos en esta avenida es el Apolo. La sala, com casi un millar de butacas acoge actualmente diferentes espectáculos teatrales y musicales. El teatro es centenario pero el especio ha sido reconstruido.

El mítico teatro Arnau

Uno de los míticos teatros de esta avenida, fue, también el Arnau. Abierto como un barracón de madera el 1894, su éxito hizo que se construyera un edificio de obra. En él se representaron pantomimas, zarzuelas y conciertos de canción y música popular. En sus últimos tiempos acogió comedias y espectáculos teatrales y en el momento de su cierre, el 2004, funcionaba como music hall. Des de entonces, el edificio está cerrado y ha sufrido una importante degradación a pesar de las reivindicaciones para que se recupere el espacio.

Más allá del Paralelo

El Paral·lel concentra buena parte de los teatros, pero en sus inmediaciones hay más. Así, en la zona de Montjuïc nos encontraremos con dos grandes espacios.

Uno es el Teatre Lliure que destaca por su peculiar arquitectura. De hecho, el edificio que lo alberga es el antiguo palacio de agricultura. El Teatro Lliure no sólo es un espacio de exhibición, sino que produce montajes propios, muchos de los cuales han sido exportados a otras ciudades europeas y americanas. En sus salas alterna el teatro, desde el principio, con la música y la danza.

Teatre_Grec

El otro teatro de Montjuïc es el Teatre Grec. En realidad se trata de un anfiteatro al aire libre y puede acoger unos 1.900 espectadores. El espacio no es originario de la época en que los griegos era referencia en el mundo entero, sino que se inauguró por la exposición de 1929 y debe su nombre a que tiene forma de teatro griego. Este espacio cada verano acoge el Festival Grec de teatro.

También muy cerca el Paral·lel, en el carrer de les Flors nos encontramos con el teatre Tantarantana. Este espacio está dedicado a los títeres y también a los espectáculos teatrales más pensados para un público familiar.

Ver teatro no siempre puede resultar un plan económico, pero como ya os hemos contado en este post, en Barcelona es posible comprar entradas de teatro a mitad de precio.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *