Berlin de cine: el puente de los espías

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el límite entre la ciudad de Berlín y Potsdam encontramos el puente Glienicke (Glienicker Brücke en alemán). Este puente ha sido el protagonista de la película El Puente de los espías (Bridge of spies) y durante la guerra fría era también una frontera entre el Berlín Occidental y la Alemania comunista. La película se basa en el arresto del espía ruso Rudolf Abel y el incidente del U-2, que sucedió en mayo de 1960, en plena guerra fría.  A parte del título de la película, el puente también se conoce así porqué en al menos tres ocasiones fue punto de intercambio de espías o prisioneros entre la República Federal Alemana (RFA) y la República Democrática Alemana (RDA). 
El Puente, que era uno de los puntos más calientes de la Guerra Fría, se encuentra a menos de 2 kilómetros del parque Neuer Garten, en el que se ubica el palacio de Mármol (o Marmorpalais en alemán) y el palacio de Cecilienhof. En éste último se firmaron los tratados de Potsdam poniendo el punto y final a la segunda guerra mundial.
De hecho, la ciudad de Potsdam es un lugar ideal para realizar una excursión desde Berlín. Está a menos de 30 kilómetros del centro de la capital alemana y se puede llegar fácilmente en transporte público, tanto en S-Bahn como en tren, siendo este último una opción mucha más rápida. La ciudad se encuentra en la zona C del sistema tarifario, por lo que se recomienda comprar el billete de un día que cubre las tres zonas y que cuesta 7,70€ (2018) para poder desplazarse sin limitaciones en Berlín, Potsdam y entre las dos ciudades.
En Potsdam se puede pasear por sus impresionantes jardines y palacios que son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, con atención especial también al palacio de Sanssouci, conocido por haber sido construido-habitado por Frederico II de Prusia, el rey de la patata, tubérculo que se deja como ofrenda sobre su tumba.
Además, Potsdam es municipio de residencia de diferentes miembros del gobierno alemán y de acaudalados ciudadanos alemanes.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *