Viajar a Portugal es una de las mejores opciones para vacaciones

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Muchas veces, nos creemos que por no ir muy lejos viajando, o por no ir a destinos que se encuentren situados en la otra punta del planeta, nos creemos que nuestro viaje no va a merecer la pena, que el sitio a visitar no va a ser tan bonito, o que simplemente, no vamos a disfrutar igual de nuestro viaje o vacaciones.

Sin embargo, esta creencia es totalmente falsa. Está claro, que dependiendo de dónde vivamos, tendremos unos lugares más cerca que otros, tendremos ciertos sitios a los que podremos acceder más fácilmente, ya sea en autobús, tren o avión, y otros sitios a los que necesitemos ir en un avión o quizás en dos o tres distintos.

Con esto, nos queremos referir a que no necesariamente hay que despreciar aquellos lugares que tengamos cerca, por el simple hecho de estar cerca. Pongamos un ejemplo, ¿qué nos suele atraer más, viajar a Tailandia, o viajar a Portugal? Está claro que una gran parte de la población contestaría que le atrae más hacer un viaje a Tailandia.

No obstante, a partir de este mismo ejemplo, hablaremos de Portugal. Como todos sabemos, este pequeño país se encuentra pegado a España, lindando por todo el costado oeste de nuestro país. La cercanía muchas veces, a pesar de lo comentado anteriormente, es también un aliciente.

Es decir, mucha gente decide viajar a Portugal por diversos motivos y razones, además de porque podemos acceder a ella simplemente con nuestro coche o cogiendo un tren. Pero el polémico tema de la cercanía o de su ubicación hace que este bonito país esté relativamente infravalorado.

Viaja a Portugal y descubre una de las ciudades más maravillosas del mundo

Así pues, Portugal es digno de visitar, tiene un inmenso número de playas que explorar, olas que surfear, atardeceres que ver, ciudades que visitar, pueblecitos que conocer y un sinfín de días que aprovechar viéndola tanto por el día como por la noche.

Como bien sabremos, Lisboa es la capital de Portugal, la cual se encuentra en la mitad (un poquito más al sur) del país. Concretamente, está situada en un goldo, conocido también como el golfo de Lisboa, una ubicación totalmente estratégica, ya que debido a estar situada ahí, las temperaturas son mucho más suaves. Está, en cierto modo, resguardada, a la vez que tiene mar y playas.

Pero este no es el único punto positivo y a favor de Lisboa. Esta preciosa ciudad nos ofrece una gran riqueza cultural, gastronómica, arquitectónica, turística e histórica. En ella podremos encontrar de todo.

Si queremos viajar a Lisboa podemos visitar viajaralisboa.com, donde se nos ofrecerán diversos planes, guías turísticas, recorridos y todo lo relacionado con el Turismo en Lisboa. Aquí se nos informa de que la mejor época para visitar Lisboa es en verano, preferiblemente a principios o a finales de verano, ya que en los meses de julio y agosto es cuando hay un mayor flujo de turistas y quizás esté un poco repleta para poder disfrutarla en su plenitud.

Asimismo, podremos disfrutar de sus inmensas playas, pero también de sus bosques. En esta ciudad podremos encontrar ambas cosas, por lo que turistas de todo tipo se encontrarán satisfechos aquí.

La vida nocturna en Lisboa también tiene su fama, ya que en verano se revoluciona y la población, al igual que el ambiente, crece. Además, hemos de tener en cuenta que con 3 días, si los aprovechamos adecuadamente, podremos visitar todos los lugares interesantes y turísticos de Lisboa.

De modo que, simplemente hemos de contar con 3 días para visitar sus monumentos, sus museos, sus centros comerciales, su centro histórico, sus puestas de sol y sus restaurantes tomando alguna de sus bebidas relajantes.

¿No sabías que Lisboa tiene una situación geográfica estratégica?

Así es, como hemos comentado en párrafos anteriores, Lisboa se encuentra en la mitad del país, aunque un poco más al sur. Además, está situada en un golfo, lo cual la hace única, tanto a la ciudad, como a su clima y temperaturas.

Pero eso no es todo, ya que además, si visitamos Lisboa, disfrutaremos de la desembocadura de uno de los ríos más grandes que tienen su nacimiento en España, el río Tajo. Este río desemboca en Lisboa, lo que le hace tener un paisaje donde natural inigualable.

También, en la misma desembocadura, podemos ver el puente 25 de Abril, un gran puente que cruza todo el río a la altura del estuario del río Tajo, dejando pasar su agua al Océano Pacífico y recordándonos ligeramente al famoso puente llamado Golden Gate, en San Francisco, California. Estos dos puentes son tremendamente parecidos, hasta tal punto de que en fotografías, pueden llegar a confundirse.

Finalmente, sólo nos queda concluir recalcando que no hemos de ser reacios a viajar a un sitio cercano a nuestro lugar de residencia. A pesar de que Lisboa esté tan sólo a poco más de 200 kilómetros de la ciudad española de Badajoz, sigue siendo igual o más digna de visitar que muchas otras ciudades que pueden estar, incluso, sobrevaloradas. Ya es hora de conocer nuestro país vecino, visitar su capital y perdernos en ella disfrutándola al máximo. Una ciudad se conoce andando por sus calles, perdíendose y caminando sin rumbo fijo por cada rincón.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *