Trucos para ahorrar energía en la casa a pié de pistas

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Casa montaña esqui

Muchas de las segundas residencias de la montaña, estén a pié de pistas de esquí o un poco más lejos, ahora ya están preparadas para aislarse del frío pero nunca está de más recordar aquellos consejos que siempre ayudan a ahorrar en la factura de calefacción y de paso echar una mano al medio ambiente. No entraremos en que sistema de calefacción es mejor, si eléctrico, biomasa, gas natural, butano, propano… Y es que des de Reperalia cuentan algunos trucos que sirven para todos. Des de los más sencillos y baratos hasta los más caros para ahorrar en estos días de frío. Y hay trucos para el interior y para el jardín. Algunos son rentables des del primer día y otros, con un poco más de paciencia también permiten conseguir importantes ahorros en poco tiempo.

-Aumenta el poder del radiador. Colocando un poco de papel de aluminio entre el radiador y la pared permite reflectar el calor hacia el ambiente (¿para qué queremos una pared caliente?) y la temperatura aumentará sin subir el termostato.

-Entre el 25% y el 30% del calor se pierde por las ventanas y las puertas. Una solución es colocar doble vidrio pero quizá para una segunda residencia que muchos días está desocupada no salga a cuenta. Así, la alternativa económica es sellar los marcos de puertas y ventanas con espuma o tiras de goma para evitar que se escape el calor o entren corrientes de aire. Si tu ventana es de las que no se abren, usa directamente silicona. Además, invertir en dobles ventanas, ahorrará en tu factura de la calefacción a largo plazo.

-En los suelos de madera, ahora muy de moda, el frío puede traspasarlos. Para conseguir un buen aislamiento es necesario acceder des del piso de abajo y aislarlo bien. Otra opción es rellenar los huecos entre tablas con nuevos tramos de madera que combinen con los existentes o rellenar estos mismos huecos mezclando serrín con pegamento.

-Para evitar el hielo en los jardines la arena de gato es una buena alternativa a la sal que evita la formación de hielo además, al contrario de la sal, no daña las plantas ni el asfalto.

-También es muy importante aislar las tuberías. Cuando son exteriores están expuestas a las bajas temperaturas y existe el riesgo de que se congelen. Evitarlo es tan simple como envolverlas con espuma que se puede adquirir en las tiendas de bricolaje o ferreterías. Además, conseguirás ahorrar energía para calentar el agua que no llegará tan fría al hogar.

-El calentador, si está en el exterior, también se puede envolver bajo un acolchado de 80 milímetros que reduzca las pierdas de calor. El coste se recupera de forma inmediata.

-Y por último es muy importante, después del temporal, evitar acumulaciones de nieve en el tejado. La que queda acumulada se convierte en hielo y la que se descongela genera importantes desbordamientos de agua que derivan en humedades en el techo y las paredes.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *