Praga: la Dancing House o Casa Danzante

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Al oir su nombre, Dancing House (Casa Danzante), pensé que era un edificio en el que su interior estaba dedicado a la danza: salas de baile, centro de enseñanza de danza, escenarios para bailar, espacios para el ballet… pero no. Resulta que este singular edificio del centro de Praga debe su nombre a su forma: desde fuera y por las curvas de su fachada parece que la construcción esté bailando. Y así es porqué representa a dos bailarines en plena acción. Precisamente es su forma la que lo convierte en uno de los edificios modernos mas singulares de la capital checa.También es singular su iluminación nocturna en la que se van alternando los colores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Dancing House o casa danzante está en la orilla del río Moldava, el gran río que vertebra toda la ciudad de Praga, y cerca del centro de la ciudad. Se puede llegar andando mientras se da un paseo disfrutando del río pero para los que les da pereza andar o van limitados de tiempo también se puede llegar con el tranvía, el transporte público que llega a casi todas las partes de la ciudad.
Al llegar al edificio también descubriremos -como ya os decía- que no es una casa de la danza o el baile. Su interior alberga un hotel y en su ultima planta hay habilitado un mirador, al que se puede acceder si toma algún refresco o alguna cerveza (la bebida estrella del país) el bar. Es un lugar excelente donde disfrutar de las alturas y hacer buenas vistas (y fotos) de la ciudad. Podremos observar el famoso y siempre transitado puente de Carlos IV y en el horizonte está el famoso complejo que alberga el Palacio Real de la capital checa. Cuando nosotros lo visitamos también había algunos espacios vacíos y que se ofrecían para el alquiler (así que si aún están libres y queréis montar un negocio en Praga, ya sabéis donde podéis hacerlo).
Es importante saber, también, que en la planta de la Dancing House que queda justo debajo de la terraza también hay un restaurante, el ginger &Fred, desde el que se tiene vistas a la ciudad pero con un cristal por en medio.
El edificio es de construcción relativamente reciente. Las obras se iniciaron el 1992 y culminaron el 1996. Se considera que es de estilo deconstruccionista -el mismo que el Guggenheim de Bilbao (para que nos entendamos) y su arquitecto es el checo-croata Vlado Milunić que los diseñó en colaboración con el canadiense Frank Gehry.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Interesante construcción… de las más modernas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *