Los nuevos iconos del París vanguardista

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


La transformación revolucionaria de la Isla de Seguin con el proyecto La Seine Musicale es uno más de los muchos proyectos arquitectónicos y urbanísticos que la capital francesa está acometiendo, muchos de los cuales han sido inaugurados recientemente o verán la luz en breve.

Se trata de proyectos iconoclastas, grandes obras urbanísticas y también edificios polémicos… de la mano de los arquitectos de mayor renombre mundial y dotados con presupuestos millonarios. Entre ellos destacan la Fundación Vuitton, en el Bosque de Boulogne al sudoeste de la capital francesa, que se ha convertido ya en la ineludible cita con el Arte contemporáneo, con un edificio de Frank Gehry y un presupuesto de más de 100 millones de euros. Texturas transparentes para un edificio en forma de nube cuyo principal elemento exterior es el cristal. En el interior, varias salas de exposiciones, once galerías, un auditorio y un programa que ya se revela como imprescindible del arte en la Ciudad de la Luz.

vuitton

Philharmonie, inaugurada en 2015, que es el súmmum de la arquitectura moderna, obra de Jean Nouvel el arquitecto estrella encargado de concebir el que es el mayor auditorio de música de Francia y “casa” de la orquesta de París, con cerca de 387 millones de presupuesto, la Philharmonie es una de las salas de conciertos más caras de mundo. El propio Jean Nouvel, autor de otros proyectos emblemáticos del universo arquitectónico parisino, como el Museo de Quai Branly o el Instituto del Mundo Árabe, ha confesado que se trata de la obra más prestigiosa de su carrera.Philharmonie_de_Paris

Menos aceptación tiene la Tour Triangle, diseñada por el prestigioso grupo de arquitectos suizo Herzog & De Meuron, uno de los pocos rascacielos levantados en París en los últimos 40 años, con sus 180 metros de altura y 92.200 metros cuadrados de superficie, denunciado por grupos ecologistas y rechazado por la mitad de los parisinos. Pero sus defensores esgrimen que la torre, que se situará en el Parque de Exposiciones de Versalles, cumple con todas las reglamentaciones medioambientales y será un elemento clave de dinamización económica de la zona. El edifico contará con un hotel, cientos de oficinas, miradores con vistas panorámicas y podrá ser atravesado de lado a lado por los viandantes. En principio, se inaugurará en 2018.

Igualmente polémico es el nuevo juzgado en París, Porte de Clichy que según las últimas previsiones podría ser abierto el próximo año. Esta vez es el arquitecto Renzo Piano, co-autor del Centro Pompidou y ganador del prestigioso premio Pritzker, el encargado de uno de los proyectos arquitectónicos más audaces que se desarrollarán en la capital francesa durante los próximos tiempos: un nuevo Palacio de Justicia que se ubicará en la zona de Clichy.

El edificio, que es una torre de 160 metros, estará compuesto por un zócalo transparente sobre el que se erigirán tres torres de cristal superpuestas y separadas por jardines que representarán casi una hectárea de zona verde en el cielo parisino. Como su autor la describe, el nuevo edificio de justicia será “una ciudad vertical que superpone las funciones como un mil hojas”. Pero los abogados y juristas parisinos no han recibido la noticia con igual entusiasmo y ya han interpuesto varios recursos para impedir su forzosa “emigración” del centro histórico al barrio de Batignolles-Clichy, que roza la periferia de la ciudad.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *