Las ostras son la joya del mercado des Capucins de Burdeos

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando viajamos, en Marcando Rumbo nos encanta visitar los mercados de las ciudades como hicimos recientemente en nuestro viaje a Burdeos. Creemos que en los mercados está el corazón de las ciudades y que es el lugar donde mejor se puede descubrir su base gastronómica y también entender parte de su cultura. En Burdeos el marché des Capucins es el más importante de la ciudad. Funciona como mercado de abastos y también está abierto al público que puede comprar los productos en sus diferentes paradas.

Y para el público, especialmente los turistas, es el lugar ideal de la ciudad para disfrutar de uno de los productos más típicos y preciados de la gastronomía francesa: las ostras. Y no es casualidad que este bivalvo sea protagonista en el mercado de los Capucins, así como también en toda la zona. Se explica por su proximidad a la Bahía de Arcachón, que es uno de los principales puestos de cultivo de este bivalvo de todo el mundo.

Antes de seguir, es importante tener en cuenta que a pesar de que se trata del mercado de abasto de una de las ciudades más importantes de Francia, lo que hace especial este mercado es la importante presencia de vendedores de ostras, ya que el resto de paradas difícilmente pueden conseguir sorprenderte, ya que en general son las típicas que se pueden encontrar en un mercado.

En el mercado de los Capucins, ubicado en el centro de esta ciudad francesa (que es patrimonio de la Unesco), existen tres paradas de cultivadores de ostras que están repartidas por diferentes puntos del recinto y son fácilmente reconocibles: las ostras se acumulan en las cajas azules o de madera sobre los mostradores metálicos de las paradas.

Y en cada caja un letrero en el que se nos indica el precio y el tamaño de las ostras. No necesitan nada más para vender este preciado y sabroso fruto del mar. Pero si lo que se quiere es probar las ostras en este mercado, una típica costumbre de Burdeos en un sábado o domingo al mediodía, lo ideal es ir al bar restaurante que está situado justo en una de las entradas del medio del recinto. Aquí sirven las ostras solas con limón y también con la salsicha típica de la zona a un precio relativamente económico.

En el bar, un sábado por el mediodía como cuando acudimos nosotros, la actividad era frenética y se hace difícil encontrar mesa. Además, si llegas un poco tarde puede que alguno de los productos se les haya agotado. Y si a alguno de tus acompañantes no le gustan las ostras, que no se preocupe. El mismo bar tiene otros productos típicos de la gastronomía francesa para hacer las delicias de tu paladar, como son los quesos o diferentes tipos de carne. Evidentemente es obligatorio acompañar estas ostras con un buen vino blanco de la región. Pero atención, que si se va primera hora de la mañana y se quieren comer ostras (nosotros preferimos hacerlo al mediodía) un letrero ya nos avisa que no es posible acompañarlas de vino. Y es que hasta a media mañana, en el mercado no se sirven bebidas alcohólicas.

Puestos de ostras a parte, el mercado también cuenta con numerosas paradas, a las que los sábados por la mañana se les unen los marchantes que no tienen puesto fijo y venden tanto en el interior como en las cercanías des Capucins sus frutas y verduras. Y en los puestos fijos, además de las ostras también encontramos diferentes pescaderías con el pescado fresco procedente de los puertos más próximos, fruterías, tiendas de vinos, pastelerías con dulces típicos de Burdeos e incluso una parada en la que se pueden encontrar todo tipo de hierbas aromáticas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información práctica:

Marché des Capucins: place des Capucins.

Paradas de tranvía: Place de la Victoire – Quai Sainte Croix.

Horarios del Mercado des Capucins de Burdeos:

de martes a viernes de 6h a 13h.

sábados y domingos de 5:30h a 14:30h.

lunes: cerrado.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *