La futura pista de esquí de Barcelona tendrá laboratorio

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


pistaESQUIbcn

La pista de esquí que la empresa SnowWorld planea construir en la zona Franca de Barcelona ha incorporado la construcción de un laboratorio para su proyecto donde se investigará sobre la formación del hielo y la nieve. En concreto, la pista de esquí que planea construir esta empresa tendría una longitud de 300 metros y además el proyecto también planea la construcción de un hotel con 200 habitaciones y también diferentes restaurantes, salas de convenciones y también un centro de fitness y wellness con tiendas especializadas en deportes de invierno. Y ahora, todas estas instalaciones se le une un laboratorio de investigación sobre hielo y nieve, al que le resultaría ideal estar justo al mismo sitio y tener siempre acceso a hielo y nieve, independientemente de la estación del año, gracias a la pista de esquí cubierta.

El convenio para la construcción de este laboratorio lo han firmado este mismo jueves los responsables de la empresa holandesa SnowWorld junto con el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2) y el Institut de Ciències dels Materials de Barcelona (ICMAB). En este laboratorio del complejo de esquí indoor se investigará sobre la formación de la lluvia, el hielo y la nieve que se forma en las nubes en un proceso de congelación de las gotas de agua que es posible gracias a las partículas que están mezcladas con el agua como arena del desierto, sal marina, polen o sustancias producidas por la contaminación. Si finalmente la operación se hace realidad, el complejo se construirá en un espacio de la Zona Franca de Barcelona que ahora ocupa el Banc d’Aliments y según sus promotores supondrá una inversión de 40 millones de euros. Si finalmente el proyecto llega a buen puerto, el laboratorio estaría dirigido por el investigador del CSIC Albert Verdaguer que trabaja para averiguar cómo controlar mejor la congelación del agua con aplicaciones como la fabricación de nieve artificial. Y precisamente el futuro laboratorio trabajaría en entender mejor como se forman estas partículas de nieve y hielo y con qué materiales resulta más efectiva con el objetivo de reproducirlo mejor en las pistas de esquí estudiando las partículas presentes en la atmósfera. Y todo esto, actualmente, lo pone más fácil la nanotecnología ya que permite ir más allá gracias a la creación de nanoestructuras que harían el proceso para crear nieve artificial lo más eficiente posible. Esto se traduciría en poder producir nieve a temperaturas más altas, con menos agua y usando menos energía, de forma más similar al proceso que se realiza de forma natural cuando la nieve cae literalmente del cielo.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *