Hamburgo: la calle prohibida en Sankt Pauli

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


 Herbertstrasse Hamburg

Un lugar de visita obligada en Hamburgo (pero solo para hombres según las normas populares)  es la calle Herbertstrasse del barrio de Sankt Pauli. Es el barrio del ocio nocturno y en concreto, esta es la calle donde se concentran las prostitutas, como en el barrio rojo de Ámsterdam. Pero en el caso de Hamburgo, su calle más canalla, está blindada y solo los hombres mayores de edad pueden entrar.

La calle es corta y ancha, de unos 50 metros, pero en sus extremos está tapiada con tabiques de madera que hacen de filtro para la entrada y además impiden que se vea des de su exterior. Una vez a dentro es como en el barrio rojo de Ámsterdam pero sin canales que separen los dos lados de la calle.

En la entrada de esta calle hamburguesa no es de extrañar ver a mujeres esperando delante del muro mientras sus parejas entran a curiosear. Y es que una vez cruzada la “frontera” hay muchos más curiosos que clientes para las prostitutas. En el muro hay letreros que alertan de la prohibición de la entrada de mujeres que no ejercen la profesión para evitar problemas, aunque la realidad es que se trata de un espacio público y en el que cualquiera puede pasar. Tanto en esta calle, como en el conjunto del barrio, la tarde es tranquila, y todo se anima a partir de las 10 o las 11 de la noche.

Una vez dentro de la calle Herbertstrasse, en los aparadores son las mismas prostitutas las que se exponen con más o menos ropa interior sentadas en grandes butacas a la espera de sus clientes. De vez en cuando, los hombres, especialmente si van solos también son abordados por las mujeres que abren las ventanas y ofrecen sus servicios. Verlo tiene un punto curioso y morboso pero también puede resultar denigrante y ofensivo.

El ejercicio de la prostitución se prohibió en Alemania durante el régimen nazi, pero en el barrio de Sankt Pauli de Hamburgo resultó imposible. Para dificultarlo, en esta calle se instalaron estos grandes tabiques.

A la calle de Herbertstrasse se llega des de la avenida principal de Sankt Pauli, la Reeperbahn, cogiendo la calle DavidStrasse, que es justamente la que hace esquina con la comisaria de la policía. Tumbando en esta calle, solo tenemos que andar unos metros hasta encontrarnos, a nuestra derecha, con los grandes tabiques de Herbertstrasse.

Herbertstrasse Hamburg

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 15 de febrero de 2017

    […] es que precisamente en este mismo barrio está la calle Herbestrasse, de la que ya os hablamos en un post anterior. Se trata de una calle exclusiva para hombres ya que […]