El MAN Manresa Esquí Club se salva en el último suspiro

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


El MAN Manresa Esquí Club sigue vivo casi de milagro. Con más de 30 años de historia, este club de esquiadores de la ciudad de Manresa, en la provincia de Barcelona, parecía totalmente condenado a desaparecer. De los más de 3.000 socios que la entidad llegó a tener en sus tiempos de gloria, ahora le quedan unos 150. En el último año casi no se había organizado ninguna actividad (puesto que quién quiere esquiar lo hace por su cuenta y no en grupo, y a puntarse a un curso de ski ahora es mucho más fácil que años atrás). Con este panorama tan negro, el pasado 11 de febrero se iba a celebrar la asamblea de socios para aprobar las cuentas del año 2010 y la junta directiva también había incluido, en el orden del día, la disolución de la entidad si no sucedía una sorpresa de última hora y un grupo de socios se hacía cargo del MAN Manresa Esquí Club. Y finalmente, en la asamblea, el milagro ocurrió. Aparecieron tres jóvenes dispuestos a tomar las riendas de la entidad. El nuevo presidente del club de esquí manresano es Maurici Perramon, tiene 20 años y actualmente estudia un grado de Gestión de Empresas. Jan Trullás, el nuevo tresorero tiene 19 años y está estudiando ADE en Esade y finalmente, Marc Masats, también de 19 años, estudia Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Des de pequeños los tres son socios de la entidad y después de saber que nadie queria seguir al frente, decidieron lanzarse a capitanear el club. En una entrevista en el periódico Regió7 aseguran que ahora quizá ya es un poco tarde para plantear actividades para esta temporada, pero aseguran que trabajaran para organizar cursos para aprender a esquiar y excursiones de cara el próximo invierno. Otro de sus retos aseguran que es organizar actividades durante todo el año, no solo en los meses de frío, y frenar en seco la pérdida de asociados.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *