Cruzar el Golden Gate Bridge de San Francisco

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


 sanFRANCISCOgoldenGATE2

En San Francisco cruzar el Golden Gate es una cita obligatoria. Se trata del histórico puente rojo –y no dorado o de color de oro, a pesar de su nombre- que es la única puerta de entrada o salida de esta ciudad de California por el norte. Se puede hacer de muchas maneras: motorizado con coche, moto o bus y también andando o con bicicleta.

El famoso puente rojo mide 1.970 metros de largo en su parte colgante y 2.737 metros en total. Las dos torres que sujetan la estructura colgante del Golden Gate Bridge miden 227 metros de altura. El puente tiene una altura de 67 metros sobre el mar y con este espacio pueden cruzarlo todo tipo de barcos. Además, su estructura se aprovecha para el pase de tendidos eléctricos y también canalizaciones de combustibles.

sanFRANCISCOgoldenGATE3

En sus extremos el Glolden Gate Bridge cuenta con diferentes miradores des de los que observarlo y en los que existen aparcamientos para los vehículos e incluso con un centro de visitantes. Además des de la entrada por el norte existe una carretera (con muchas curvas) y numerosos puntos habilitados para parar el coche y hacer vistas del puente.

El puente se construyó entre 1933 y 1937 y actualmente dispone de un total de seis carriles de circulación. En general por las mañanas, dos carriles son en dirección norte y cuatro en dirección sud, de entrada a la ciudad, pero uno de ellos es reversible en función de las necesidades del tráfico. De media, cada día cruzan el puente 100.000 vehículos. Cruzar el puente con coche no es gratuito y la tarifa del peaje es de 7 dólares (2017).

sanFRANCISCOgoldenGATE4

La fórmula de cruzar el puente que si resulta gratis es andando o en bicicleta. Si se va en coche, lo más recomendable es aparcar en un extremo y recorrer una parte de él a pié. Si no es así, una fórmula es cruzarlo en un sentido andando y luego, en uno de los extremos coger uno de los autobuses turísticos. Otra fórmula es cruzar el Golden Gate en bicicleta. De hecho, una de las aceras del puente está reservada para el tránsito de peatones mientras que la otra es de uso exclusivo para bicicletas. Evidentemente, las mejores vistas de San Francisco están del lado reservado para los peatones.

sanFRANCISCOgoldenGATE

Des de los dos extremos del puente, como hemos dicho, las vistas des del mismo Golden Gate son espectaculares, especialmente des de la parte norte. Des de aquí se puede contemplar toda la bahía de San Francisco, con la ciudad de fondo y también la isla del antiguo presidio de Alcatraz.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *