Berlín: el centro de espías de la NSA en Teufelsberg

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguimos con nuestros artículos de lugares abandonados de Berlín con la antigua torre de la NSA. En este caso, a diferencia de Spreepark, hablar de lugar abandonado no es del todo cierto. Este antiguo observatorio, o mejor dicho centro de espionaje que cuenta con unas unas singulares cúpulas blancas a día de hoy no está abandonado.

En la cima del Teufelsberg, que traducido al castellano significa Monte del Diablo, estas instalaciones que durante los años de la guerra fría eran un bullicio de actividad de espías norteamericanos y británicos que intentaban interceptar los mensajes de los soviéticos, son ahora un centro de arte urbano. A pesar de que ahora se trata de un centro de arte (básicamente con grandes muros llenos de grafitis) los años de abandono no pasaron en vano y se nota como han sido víctimas del paso del tiempo sin cuidado alguno y de los destrozos de vándalos. A pesar de esto, la organización que cuida de las instalaciones, la misma que lo alquila, trabaja para frenar este deterioro y recuperar el espacio.

Nosotros llegamos al espacio, que está rodeado por un balla después de realizar una excursión andando entre los bosques de este monte, que albergan una importante biodiversidad. Antes de seguir un pequeño apunte. Esta montaña, la de Teufelsberg es una montaña artificial formada por parte de las ruinas y escombros que quedaron en Berlín tras la Segunda Guerra Mundial. Además, las diferentes torres están asentadas sobre lo que en la época nazi fué una escuela militar construida por el arquitecto jefe de Hitler, Albert Spree.

Una vez a la puerta del antiguo recinto -cerrada con candado y cadena y donde también se puede llegar en coche- nos permitieron entrar a pesar de que ya no era hora de visitas (la entrada vale 5 euros). Y uno de los vecinos que vive en su interior no hizo de guía por todo el recinto. Descubrimos espectaculares grafitis en las paredes de este espacio que los artistas pueden alquilar para pasar unos días e inmortalizar sus obras de arte. Y como no podía ser de otra forma subimos a las torres, coronadas con las características cúpulas blancas que se ven desde diferentes puntos de Berlín. Estas cúpulas, que actuaban como radares, también han formado parte del paisaje de diferentes series y películas alemanas e internacionales, sobretodo de crímenes. Y de hecho, se tiene que subir a los antiguos radares por la escalera porqué el antiguo ascensor quedó destrozado al rodar la escena de una pel·lícula. Y radares a parte también tuvimos la oportunidad de pasear por las antiguas salas en las que trabajaban día y noche los 365 días del año (366 si era de traspaso) los espías americanos y británicos tratando de interceptar los mensajes que se enviaban los soviéticos en épocas pasadas pero que aunque no los parezca tampoco nos quedan tan lejos. Recordar que el Muro de Berlín lo tiraron el 1989, tan solo hace 30 años.

La serie más reciente en la que aparece este lugar en varias escenas es la alemana “You are wanted”, disponible en Amazon Video y protagonizada por uno de los actores alemanes más famosos del momento, Matthias Schweighöfer. Y entre otras series, también encontraremos este centro en un episodio de “Berlin Station”, disponible en HBO. Algunas de las películas rodadas en este lugar son “Manifesto” y “The Gamblers”.
Aquí está el mapa de la ubicación de los antiguos radares.

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *