Andorra, el país para disfrutar del invierno

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Andorra es el país ideal para disfrutar al máximo del invierno. Situado en pleno corazón de los Pirineos, el pequeño principado lo tiene absolutamente todo: más de 300 kilómetros de pistas de esquí repartidos por toda su geografía  los que se puede disfrutar deslizándose sobre los esquís o la tabla de snow. Vallnord y Grandvalira son los dos grandes dominios en los que se agrupan los diferentes sectores y la nieve está garantizada casi durante todo el invierno, además de Naturlandia donde se puede disfrutar del esquí de fondo y numerosas actividades lúdicas, pensadas, principalmente para los más pequeños. Pero sobre la nieve no todo se limita a esquís y snowboard. También existen numerosas actividades lúdicas sobre el blanco de las montañas: esquí con parapente, mushing, conducir motos de nieve o excursiones con raquetas de nieve, entre muchas otras actividades. Y los que quieren disfrutar des del primer hasta el último minuto de la nieve, lo pueden hacer aprovechando el esquí nocturno y alojándose en uno de los numerosos hoteles a pié de pistas para estar preparado ya a primera hora de la mañana. Incluso se puede pasar la noche en hotel iglú, hecho de hielo y que desaparece cuando llega la primavera. Está en Grandvalira.

esquiGRANDVALIRA

Pero Andorra también brinda muchas otras posibilidades para completar la estancia en el país. En Andorra la Vella y Escaldes-Engordany también se concentran numerosos hoteles aptos para todos los públicos y bolsillos. Aquí es donde también se concentra el principal eje comercial de Andorra. Buena parte de él ahora se ha reconvertido en una zona peatonal en la que se pueden encontrar todo tipo de tiendas: de deportes, en las que se puede comprar toda la equipación para ir a las pistas de esquí, pero también de moda, complementos, alimentación y electrónica, entre muchos otros.

Y todo se complementa con una excelente gastronomía. Existen más de 400 restaurantes repartidos por todo el país con una gran variedad de cocina: tradicional, internacional, de mercado, oriental… De todas, la más auténtica, la típica de Andorra con su trinxat, su escudella y sus embutidos se puede degustar en una de las más de 20 bordas de Andorra. Son las antiguas casas de la montaña en las que se guardaba el ganado y el cereal durante los meses de invierno.

Y en Andorra también hay sitio para el relax. Sus aguas termales se pueden disfrutar en Caldea, el gran centro termal situado en Escaldes, pero también existen numerosos hoteles con sus espacios en los que se puede disfrutar de las aguas en sus spas. Advertisement

Share with:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *